Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
J. A. Moreno
Martes, 2 de mayo de 2017
SE PRETENDE ASÍ FRENAR ESTE TIPO DE ACTOS

Cuatro zonas de Abarán tendrán cámaras de vigilancia contra el vandalismo

Guardar en Mis Noticias.

[Img #19174]La Concejalía de Seguridad Ciudadana ha decidido instalar cámaras de videovigilancia en un intento de frenar la constante comisión de actos vandálicos en diferentes zonas urbanas del municipio, según adelantó hace unos días la edil Alba Gómez. Serán cuatro las zonas videoprotegidas: la plaza de la Zarzuela, el paseo de la Ermita, el parque municipal y el parque de las norias.

 

«Será otra manera de intentar frenar algunos actos incívicos que se vienen produciendo en el municipio de manera reiterada», argumentó la responsable de Seguridad Ciudadana, que, no obstante, volvió a pedir la colaboración de los vecinos y vecinas para que alerten a las fuerzas policiales si observan la comisión de algún acto incívico o delictivo.

 

Precisamente, en el último pleno municipal, el PSOE presentó una moción en el sentido de combatir el vandalismo a nivel local, una propuesta que fue aprobada con el voto unánime de todos los grupos políticos con representación municipal.

 

Por otra parte, hoy, el diario ‘La Opinión’, a través de una información que su corresponsal en Abarán y Cieza, se hace eco de este asunto a través de una información que, encabezada con este titular “Abarán ‘en jaque’ por una banda de vándalos menores de edad”, publica los siguientes contenidos:

  

Las fuerzas del orden de Abarán ya no saben qué hacer para que la Fiscalía de Menores ponga freno a un grupo de adolescentes cuya práctica habitual es el vandalismo en cualquiera de sus vertientes: desde robar ciclomotores y tirarlos al río, asaltar casas deshabitadas, realizar toda clase de pintadas, romper mobiliario urbano, destrozar jardines y hasta rajar las ruedas o romper los espejos a una fila entera de coches. Esa es su única dedicación, ya que ni siquiera acuden a clase, aun estando en edad de recibir enseñanza obligatoria.

 

Según ha podido saber 'La Opinión', tanto la Guardia Civil como la Policía Local tienen identificados a estos menores, que habitualmente son tres pero que, puntualmente, se refuerzan hasta llegar a los siete u ocho miembros. Sin embargo, y a pesar de los muchos expedientes y dosieres que han hecho llegar a la autoridad judicial competente, estos jóvenes siguen campando a sus anchas por las calles de la localidad, perturbando la tranquilidad de unos habitantes que ya han pensado incluso en tomarse la justicia por su mano, según comentan algunos vecinos.

 

El pasado mes de febrero, en una operación coordinada, los agentes pudieron identificar hasta siete menores a los que se les atribuía el robo de, al menos, cuatro ciclomotores, la conducción de éstos -a pesar de que no tienen permiso para ello- y los daños causados en los mismos. De los cuatro vehículos, tres de ellos fueron encontrados en el río. Para su extracción fue necesaria la utilización de una grúa y la ayuda de varios operarios del Ayuntamiento de Abarán. Además, de los siete arrestados, tres contaban ya con antecedentes por la comisión de actos ilícitos similares.

 

 

Expulsados de los institutos

 

[Img #19173]Al parecer, este grupo de menores, de nacionalidad española y marroquí, tendría todo el tiempo del mundo para cometer estos delitos, ya que han sido expulsados en reiteradas ocasiones del centro de enseñanza donde deberían estar cursando sus estudios.

 

La preocupación es de tal calibre en el pueblo que el asunto incluso se ha tratado en pleno municipal. Al respecto, y tras la moción presentada por el PSOE local, la concejal de Seguridad Ciudadana, Alba Gómez, adelantó que el Consistorio, en coordinación con las fuerzas de seguridad, estudia fórmulas para erradicar estos malos comportamientos. Así, en breve se procederá a la colocación de cámaras de vigilancia en determinados lugares, además de reforzar la presencia policial.

 

Asimismo, la edil comentó que el número actual de agentes, tanto de policías como de guardias civiles, es muy insuficiente para un municipio con 13.000 habitantes y que cuenta con tres pedanías. «Sabemos quiénes son las personas que causan estos actos, un grupo de menores, que son ‘los de siempre’», reiteró.

Abaran dia a dia • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress